En Londres, UK.

El día 22 de diciembre aterrizamos en Londres. El viento hacía aletear el avión, como si fuese un
ave jóven que aún no ha aprendido a volar.
Después recogí el equipaje y tomé el tren exprés a Victoria.
Cuando ya estaba en Londres, ciudad, cogí los correspondientes medios de transporte hasta la casa de mi hija.
El 23 nos dedicamos a hacer tareas de hogar y compras para las comidas y cenas de las fiestas.
El 24 mientras trabajaban nuestros anfitriones salimos a pasear y recorrer tiendas y ver el ambiente navideño por el centro de la ciudad.
El 25 solamente paseamos por los parques de las inmediaciones. Sorprendente Londres no tiene transporte el día 25 ni tiendas abiertas. Las únicas opciones son pasear y, con suerte, encontrar algún bar donde tomar un café o una cerveza.
El día 26 es diferente. comienzan las rebajas y, aunque a primera hora no hay movimiento, se llenan las calles y las tiendas de personas comprando constantemente.
El día 27 nublado, pero con una temperatura agradable, de visita en Greenwich. Tarde de siesta y salida por la noche de pubs.
Día 28 de tiendas, últimas compras y recorrido por Trafalgar. Cenita hogareña.
Día 29 retorno a Valencia. Preparación del viaje del 30 a Francia.
Día 31 en Francia para pasar la nochevieja.

ME ACABO DE ENTERAR DEL BRILLANTE DISCURSO DE FELIPE REY DE LOS ESPAÑOLES Y CREO QUE ME HA CONVENCIDO PARA CONVERTIRME AL INDEPENDENTISMO.
Están los españolistas “rancios” que imponen e impiden las decisiones de sus ciudadanos (mujeres o habitantes de territorios) y el monarca.
Nos dejan pocas dudas democracia (decisión), libertad (expresión) e igualdad (todas las personas).

Casos y cosas

Vi a una mujer saliendo de una carnicería. Aunque la pregunta normal entre hombres sería ¿era guapa? Mi pregunta fue ¿qué me llama la atención?

Lo que me llamó la atención. No fue que saliese de una carnicería. Aunque ya supone un éxito encontrar una carnicería en el día de hoy. En el mundo de los cerramientos, cercados, parcelados urbanos dónde se mete, perdón, se meten las personas libremente o al menos eso se nos dice. Las tiendas de barrio van siendo eliminadas y sustituidas por los cerramientos, cercados de las grandes superficies.

Reflexioné, de nuevo, y me dije que atrae mi atención. Su calzado eran unas esparteñas, que no están de moda durante el otoño. Pero a fin de cuentas su color negro degradado no concentraba mi atención. Seguí ascendiendo físicamente en el recuerdo de su imagen. Sus piernas estaban cubiertas por unas gruesas medias que, a partir de la rodilla, estaban ocultas por una larga falda también negra y un bajo de mandil como los de las pescaderas, verde y negro. A pesar de las medias se intuían unas nítidas varices, probablemente producto de permanencias de muchas horas de píe.

Si el calzado y la falda no eran objeto de mi interés en particular. Proseguí el ascenso y encontré una camisa de manga larga cubierta por una rebeca abotonada. Camisa y rebeca eran también de color negro y destacaban dos cosas que rompían la continuidad del color negro. El primero era la continuidad del mandil, que le daba en la parte superior del mismo un leve punto de color. El segundo era un raído crucifijo, que sobresalía por encima del mandil.

Sus brazos cubiertos terminaban en unas manos nudosas, que denotaban la costumbre cotidiana del trabajo desde hacía largos años. Sus uñas eran un libro de la ausencia de cuidados y atenciones. En ellas se veía el corte plano de las tijeras, el retazo de manchas blancas de falta de calcio y como iba incidiendo la laminación quebradiza consecuencia de una insuficiente y deficiente alimentación.

El pecho era algo indefinido, carecía de forma, y la espalda indicaba que su columna empezaba a debilitarse. Todo ello indicaba que la observación respondía a la de una mujer que había vivido dura e intensamente.

Mi curiosidad me producía desasosiego. Me repetía ¿cuál era el motivo de mi observación? Continué la ascensión y comprobé que su cuello indicaba el paso del tiempo. Ese cuello que en muchas ocasiones se define como de ave de corral. Su cara parecía formar parte de un trozo de cuero que no ha sido tensado, que ha perdido frescura y unos ojos pequeños. En aquellos ojos con pequeñas pestañas y grandes cejas se podía penetrar hasta muy dentro de su ser. Eran ojos tristes, pesados, cansados, con grandes bolsas. La frente parecía un campo surcado. Las orejas ¿dónde estaban las orejas? No las recordaba. Me concentre para obtener la imagen de sus orejas, no lo conseguía. Su pelo ¿Cómo era su pelo, de que color? No encontraba explicación.

De repente recordé. La mujer llevaba un pañuelo negro que cubría su cabello y sus orejas.

Es curioso comprobar que hace pocos años en nuestros pueblos y ciudades eran abundantes las mujeres como la que he descrito. Ahora nos extraña ver a las mujeres que proceden del mundo musulmán que cubren su cabeza y protegen su intimidad consecuencia de una cultura patriarcal y de una concepción de la vida y del mundo que consideraba que la moral y la decencia de un hombre era la que marcaba el cura y el marido-padre propietario de la mujer.

No está tan lejos muchos de nosotros hemos visto a estas mujeres maltratadas por la sociedad, incluso en muchas ocasiones por las propias mujeres, si incumplían con el guión establecido.

Carta a mi Mama Navidad (continuación)

Ya ha llegado la hora de pedir regalos más tangibles.

Quiero empezar a renovar mis camisas de invierno. Algunas están empezando a pedir a gritos ser sustituidas. Pero me gustaría que independientemente de donde diga la etiqueta que está hecha (santa globalización de la sociedad de consumo). Me gustaría que su composición procediese de productos naturales y la energía empleada fuera sostenible. Que las personas que trabajan en su elaboración cobren unos salarios acordes al menos con los de nuestro país. Que la multinacional que encarga la producción de esas camisas pague los correspondientes impuestos. Que los beneficios de la comercialización tengan el correspondiente gravamen en el país donde se vende el producto.

En suma quiero camisas que no vengan impregnadas del abuso de la naturaleza y de las personas que las elaboran. Aún más quiero que los empresarios paguen sus impuestos por producción y por comercialización y venta.

Quiero hacer algún viaje. Pero compruebo que salvo los que sean caminando o en bicicleta, todos son contaminantes por el medio de transporte. Tampoco me gusta que los viajes estén subvencionados con nuestros impuestos. Me da lo mismo que sea para amortiguar la temporada baja de la hostelería y la restauración, como de las empresas de transporte. Es curioso el sistema de los beneficios son de las empresas privadas. Pero cuando hay riesgo de pérdidas, exigen que se las beneficie con el dinero de todo reduciéndoles los impuestos y dándoles subvenciones.

En suma quiero que los empresarios asuman su riesgo, lo mismo que lo hacen las personas que trabajan o que intentan trabajar y no pueden.

Es triste o es duro ser consciente de que, cada paso que uno da en la vida cotidiana, tiene unas consecuencias sociales, económicas y políticas. Es hermoso comprobar que cada acción personal puede fomentar la transformación de nuestra sociedad. ¿Cómo? Pidiendo explicaciones como las que reclamo a Mama Navidad en todos los productos que adquirimos diariamente.

Por ejemplo:
Si un cítrico viene de un territorio ocupado, que viola el derecho internacional no debe ser comercializado en nuestro país, que además ha votado en la ONU contra la ocupación y la ha declarado ilegal.
Si un producto textil viene de un país que vulnera los derechos humanos o lo agrava con trabajo infantil o semiesclavo, no debe ser comercializado en nuestro país, que además ha suscrito la Declaración Universal de los Derechos HUmanos.

Querida Mama Navidad te pido que se etiqueten los productos que compramos en comercios, gasolineras o grandes almacenes identificando si violan los derechos humanos y el derecho internacional. Me gustaría que la etiqueta fuese grande y clara, de un único color para que todos sepamos lo que hacemos sin necesidad de leer ningún prospecto de letra menuda.

Gracias Mama Navidad es un gran regalo que nos podrías hacer a las personas que queremos a las personas y que no pretendemos aprovecharnos de ellas.

Carta a Mama Navidad

Ya soy muy mayor y me he cansado de que los regalos procedan de un hombre bien con barbas blancas (Papa Noel, Santa Claus) o de un grupo de hombres partidarios de la monarquía (los Reyes Magos).

De todos es sabido que la dedicación a niñas y niños, jóvenes y mayores suele contar con una mayor sensibilidad femenina. Es curioso como el modelo patriarcal ha conseguido calar en nuestras cabezas.

Por eso he decidido que este año la carta la dirigiré a MAMA NAVIDAD.

Querida Mama este año he visto colmado el deseo de poder organizar mi tiempo sin grandes dificultades y que espero mejorar el año que viene.

El regalo más importante que quiero es que los fabricantes de armas dejen de ser señores respetados en todo el mundo.

El siguiente regalo es que se deje de perseguir a las personas por el hecho de defender el derecho a vivir en su tierra, por el derecho a expresarse libremente, por el derecho al respeto entre personas de diferente sexo y a las opciones afectivas de cada uno, por el derecho a cuidar el medio ambiente, por el derecho a la sanidad universal, por el derecho a la educación pública y laica, por el derecho a la libertad de elección de ideología, por el derecho a la vivienda, por el derecho a la energía, por el derecho al agua y a la alimentación, por el derecho al trabajo y a la igualdad salarial entre hombres y mujeres, por el derecho a compartir en igualdad la responsabilidad en la convivencia.

El siguiente regalo también es importante. Quiero que los gobiernos se dediquen a gestionar los recursos que todos ponemos a su disposición en interés de toda la sociedad y especialmente atendiendo a los mas débiles (mayores, niños, discapacitados) o dependientes. Si algún gobernante usa recursos de todos para lucrarse o beneficiar a alguien (persona física o jurídica) deberá devolver de su bolsillo todo lo desviado, con independencia de la condena por terrorismo social que representa su actuación. Siempre me enseñaron que una cosa es un error. Pero si el error se comete sistemáticamente. No procede su clasificación como error, sino como acto voluntario y, por tanto, punible en el código penal.

El siguiente regalo quiero que sea realidad la separación de poderes:
El poder ideológico (Iglesia) no quiero que se imponga.
El poder de los grandes grupos de presión económicos no quiero que se imponga.
El poder de los grupos económicos no quiero que prevalezca sobre los intereses de toda la sociedad.
El poder corporativo si se está en el ejercicio del servicio público no admite objeciones de ningún tipo para su desempeño.
El poder judicial debe ser absolutamente independiente del poder ejecutivo.
El poder legislativo debe ser absolutamente independiente del poder ejecutivo, para ello es imprescindible que el voto valga igual en una única circunscripción.
El poder ejecutivo deje de estar aforado y este sometido a la justicia ordinaria.

La semana que viene te seguiré escribiendo para pedirte más regalos.

Elecciones 20 D (el Oculto y la Tapada)

Mariano el oculto

Oculto, este ciudadano te pregunta: ¿cómo es posible que el presidente de un partido, cuya corrupción es notoria, no dimita de la presidencia de su partido? Escuche a Celia Villalobos. Decía que en el partido hay mucha gente honesta. Entonces como es posible que, la gente honesta de ese partido, mantengan como presidente del partido, presidente del gobierno y cabeza de lista para encabezar el gobierno a un señor impregnado por la corrupción o lo que puede ser peor no haberse enterado. Al final resultan más honestos los corruptos de su partido en Valencia.

La Tapada, la niña, emite informaciones que nadie le cuestiona como es que el gobierno mantiene a 17 millones de personas. No se referirá a los 17 millones de trabajadores (30% precarios en empleo y en sueldo). No se referirá a los 8 millones de pensionistas del Régimen General de la Seguridad Social que han cotizado por el derecho a la pensión y que están ustedes saqueando. Espero que algún partido, que no sea el que conocemos, acompañe a los jubilados de las residencias religiosas a votar. No se referirá a los 2 millones de parados que cobran la prestación por desempleo, para la que han cotizado y que cada vez está más reducida. A bulto estoy en los 10 millones y medio. Me faltan las pensiones de clases pasivas fuera del régimen general de la seguridad social que se pagan con impuestos, me faltan las pensiones superiores a la máxima de la seguridad social de los diputados estatales y autonómicos, senadores que se han jubilado, que se pagan con impuestos, ¿con 35 años de cotización?
Se alegra de haber fomentado el exilio de las personas que se han ido, y a las que ponen trabas para votar, de esa España con la que se llenan la boca. Dice eran 700.000 extranjeros, el extranjero para la Tapada solo sirve para trabajar con salarios de miseria y cuando no hacen falta se les da la patada. Debo ser idiota pero los cientos, los miles de jóvenes exiliados con DNI español o con residencia en la España de la unidad que conozco se han debido ir por vicio a países que les ofrecen trabajo de verdad.
Es vergonzoso que sigan hablando del dinero de Madrid, del dinero del gobierno, del dinero que dan … y, las múltiples expresiones, del dinero que PAGAMOS UNA PARTE IMPORTANTE DE LOS CIUDADANOS Y QUE DICEN QUE ES SUYO es dinero NUESTRO que gestionan.
Es un sinvergúenza aquel que propone reducir la recaudación de impuestos a costa de desmantelar el conjunto de la Administración del Estado. Ayer saquea la garantía de las pensiones. Hoy saquea la imposición directa. Mañana propondrá suprimir la Dependencia, la ayuda a los parados de larga duración, recortará la financiación de la enseñanza, de la sanidad, de la justicia. Mantendrá los privilegios de la Iglesia católica, exenta del pago de impuestos. Mantendrá el aforamiento, cuando un señor es un chorizo no hay aforamiento, ni códigos especiales tiene que ser juzgado como el resto de los ciudadanos.

Se me quedan muchas cosas. Pero la falta de Honestidad y los privilegios siempre me han calentado.

Señor Oculto, el del plasma, el de la timba de domino (tipo cacique de pueblo), el del paseo que solo se da en campaña entre mujeres del mundo rural, el enemigo de la memoria histórica, el registrador que cobró cuando su trabajo lo hacía un sustituto.

Facturas y consumos

Hoy acabo de recibir la factura de la luz y del gas. Siempre he pensado que es una práctica rayana en la adelincuencia (se que la palabra no existe, pero como no es un delito hay que definirla).

La razón que motiva mi malestar no es el correspondiente a como el gobierno mantiene el consabido precio de la luz de los más altos de Europa, ni como bonifica y potencia las políticas consumo de combustibles no renovables, radioactivos y contaminantes.
La razón es la sensación de absoluta impotencia que tengo al comprobar recibo tras recibo de luz lo siguiente:

ENERGÍA CONSUMIDA 8,59 € importe de factura 27,94 €.
Como se desglosa Alquiler de contador 0,88 € no es mucho pero equivale a incrementar la factura en un 10%, Potencia contratada 12,54 € supone una cantidad equivalente al 150% de mi consumo. Eso se lo lleva la Multinacional, 13,42 €.
El aparato del Estado me saca un impuesto por electricidad de 1,08 € más elevado que el contador y un 4,85 € por el 21% del IVA, es curioso que para calcular el IVA incluyan también el impuesto por electricidad, 5,93 €.
Es evidente que el Aznar canario ministro en funciones del gobierno de España defienda a las eléctricas y no defiende a los ciudadanos a quienes tiene que representar.
¿Es legal repercutir un impuesto con otro impuesto?

La razón es la sensación de absoluta impotencia que tengo al comprobar recibo tras recibo de gas lo siguiente:

ENERGÍA CONSUMIDA 7,71 € importe de factura 33,49 €.
Como se desglosa Alquiler de contador 2,42 € es mucho más caro que el de la luz y equivale a incrementar la factura casi en un 30%, Potencia contratada (lo llaman Término fijo) 17,15 € supone una cantidad equivalente al 150% de mi consumo. Eso se lo lleva la Multinacional, 19,57 €.
El aparato del Estado me saca un impuesto por hidrocarburos de 0,40 € más barato que el de la luz y un 5,81 € por el 21% del IVA, es curioso que para calcular el IVA incluyan también el impuesto por electricidad, 6,21 €.
Es evidente que el Aznar canario ministro en funciones del gobierno de España defienda a las eléctricas y a las energéticas y no defiende a los ciudadanos que es a quienes tiene que representar.
¿Es legal repercutir un impuesto con otro impuesto?

Además Aprovecho para proponer la firma del Manifiesto por una Transformación del Sistema Energético.