Carta a Mama Navidad

Ya soy muy mayor y me he cansado de que los regalos procedan de un hombre bien con barbas blancas (Papa Noel, Santa Claus) o de un grupo de hombres partidarios de la monarquía (los Reyes Magos).

De todos es sabido que la dedicación a niñas y niños, jóvenes y mayores suele contar con una mayor sensibilidad femenina. Es curioso como el modelo patriarcal ha conseguido calar en nuestras cabezas.

Por eso he decidido que este año la carta la dirigiré a MAMA NAVIDAD.

Querida Mama este año he visto colmado el deseo de poder organizar mi tiempo sin grandes dificultades y que espero mejorar el año que viene.

El regalo más importante que quiero es que los fabricantes de armas dejen de ser señores respetados en todo el mundo.

El siguiente regalo es que se deje de perseguir a las personas por el hecho de defender el derecho a vivir en su tierra, por el derecho a expresarse libremente, por el derecho al respeto entre personas de diferente sexo y a las opciones afectivas de cada uno, por el derecho a cuidar el medio ambiente, por el derecho a la sanidad universal, por el derecho a la educación pública y laica, por el derecho a la libertad de elección de ideología, por el derecho a la vivienda, por el derecho a la energía, por el derecho al agua y a la alimentación, por el derecho al trabajo y a la igualdad salarial entre hombres y mujeres, por el derecho a compartir en igualdad la responsabilidad en la convivencia.

El siguiente regalo también es importante. Quiero que los gobiernos se dediquen a gestionar los recursos que todos ponemos a su disposición en interés de toda la sociedad y especialmente atendiendo a los mas débiles (mayores, niños, discapacitados) o dependientes. Si algún gobernante usa recursos de todos para lucrarse o beneficiar a alguien (persona física o jurídica) deberá devolver de su bolsillo todo lo desviado, con independencia de la condena por terrorismo social que representa su actuación. Siempre me enseñaron que una cosa es un error. Pero si el error se comete sistemáticamente. No procede su clasificación como error, sino como acto voluntario y, por tanto, punible en el código penal.

El siguiente regalo quiero que sea realidad la separación de poderes:
El poder ideológico (Iglesia) no quiero que se imponga.
El poder de los grandes grupos de presión económicos no quiero que se imponga.
El poder de los grupos económicos no quiero que prevalezca sobre los intereses de toda la sociedad.
El poder corporativo si se está en el ejercicio del servicio público no admite objeciones de ningún tipo para su desempeño.
El poder judicial debe ser absolutamente independiente del poder ejecutivo.
El poder legislativo debe ser absolutamente independiente del poder ejecutivo, para ello es imprescindible que el voto valga igual en una única circunscripción.
El poder ejecutivo deje de estar aforado y este sometido a la justicia ordinaria.

La semana que viene te seguiré escribiendo para pedirte más regalos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s