En Londres, UK.

El día 22 de diciembre aterrizamos en Londres. El viento hacía aletear el avión, como si fuese un
ave jóven que aún no ha aprendido a volar.
Después recogí el equipaje y tomé el tren exprés a Victoria.
Cuando ya estaba en Londres, ciudad, cogí los correspondientes medios de transporte hasta la casa de mi hija.
El 23 nos dedicamos a hacer tareas de hogar y compras para las comidas y cenas de las fiestas.
El 24 mientras trabajaban nuestros anfitriones salimos a pasear y recorrer tiendas y ver el ambiente navideño por el centro de la ciudad.
El 25 solamente paseamos por los parques de las inmediaciones. Sorprendente Londres no tiene transporte el día 25 ni tiendas abiertas. Las únicas opciones son pasear y, con suerte, encontrar algún bar donde tomar un café o una cerveza.
El día 26 es diferente. comienzan las rebajas y, aunque a primera hora no hay movimiento, se llenan las calles y las tiendas de personas comprando constantemente.
El día 27 nublado, pero con una temperatura agradable, de visita en Greenwich. Tarde de siesta y salida por la noche de pubs.
Día 28 de tiendas, últimas compras y recorrido por Trafalgar. Cenita hogareña.
Día 29 retorno a Valencia. Preparación del viaje del 30 a Francia.
Día 31 en Francia para pasar la nochevieja.

ME ACABO DE ENTERAR DEL BRILLANTE DISCURSO DE FELIPE REY DE LOS ESPAÑOLES Y CREO QUE ME HA CONVENCIDO PARA CONVERTIRME AL INDEPENDENTISMO.
Están los españolistas “rancios” que imponen e impiden las decisiones de sus ciudadanos (mujeres o habitantes de territorios) y el monarca.
Nos dejan pocas dudas democracia (decisión), libertad (expresión) e igualdad (todas las personas).