Demócrito. Unión de Intelectuales Libres nº 34

DEMÓCRITO

UNIÓN DE INTELECTUALES LIBRES.- Hoja editada en Madrid, correspondiente a la primera quincena de Noviembre de 1946. Año II. – Nº 34. (Ejemplar disponible en la Hemeroteca Municipal de Madrid)

LA GESTA DEL 7 DE NOVIEMBRE DE 1936

Rememoremos una histórica y gloriosa efemérides: el 7 de Noviembre. Se cumple en estos dias el décimo aniversario de la heroica defensa de Madrid. Todavía [henos] de dedicar un recuerdo a esa fecha, bajo el dominio de la opresión fascista. Por ello tiene para nosotros el significado de ser una [esaltación] patriótica. Recordemos la defensa de nuestra invicta capital que solo pudo ser forzada por el caballo de Troya de la traición. El ejemplo de Madrid fué elocuente durante la guerra civil para todos los pueblos de España. Pero tambien en todas las latitudes del Orbe, ha servido de acicate en la lucha por la causa de las Naciones Unidas. En Londres, como en Moscú y en Stalingrado se hizo la defensa con el nombre de Madrid en los labios.

En la penosa y ya larga noche -que constituye la dominación franquista en nuestra patria- tenemos el pensamiento fijo en aquella gesta. Deseamos que en nuestra patria reine de nuevo la libertad y la civilización. Bajo el dominio de la tiranía los males que padece España se acrecientan sin cesar. Los sufrimientos y penalidades que soporta el pueblo han llegado a tal extremo que no pueden prolongarse por más tiempo. El terror dantesco que sufrimos, la cultura proscrita, aherrojada y vilipendiada, la enseñanza prostituida y al servicio de una “formación diabólica”. Y [sobreto do] el problema del hambre que ha llegado a adquirir tales proporciones que si no tienen una pronta solución, originará la desaparición paulatina de nuestro pueblo, victima de las enfermedades y de la inanición. Con el triunfo de la República terminarán todas estas desdichas.

Por todo ello, en este 7 de Noviembre hemos de prometernos renovar los esfuerzos para conseguir el anhelado triunfo. Sabemos perfectamente que el camino que conduce hacia él está erizado de dificultades. Conocemos la calidad del adversario. Pero tambien sabemos que contamos con aliados poderosos y recursos inmensos. SOLO NOS FALTA MOVILIZARLOS DE FORMA UNIFICADA. Pues para triunfar en una causa justa como la nuestra no basta tener la razón; hay que tener ademas la fuerza y saberla emplear con acierto y decisión. La unión estrecha de todas las fuerzas que constituyen la resistencia interior nos dará la potencia necesaria para combatir eficazmente el terror y la opresión salvaje que sufrimos, alcanzando la ansiada victoria. No olvidemos que nuestro pueblo unido ha triunfado siempre. Así escribió la hazaña del 7 de Noviembre de 1936, como un nuevo 2 de Mayo.

Todo el pueblo odia al franquismo y ansía verse libre de él, para lo cual no escatimará esfuerzo alguno. Pero el combate victorioso y la lucha liberadora ha de encuadrarse dentro del marco de la legalidad republicana. El pueblo español es y será siempre esencialmente republicano. Poe ello la U.I.L. y las auténticas fuerzas de la resistencia rechazan todo compromiso y toda convivencia con los monarquicos. Nosotros no tenemos más compromiso que [en] de reinstaurar la República. La resistencia interior no puede tener más que este objetivo y sus esfuerzos se han de encaminar derechamente hacia él. HA DE SER UNA REALIDAD ORGANICA EL BLOQUE UNIDO DE TODA LA RESISTENCIA Y A SU FRENTE DEBE EXISTIR UN CONSEJO RECTOR DE LA MISMA. Este aglutinará a todas las fuerzas cuyo denominador común es el republicanismo, y actuará a las ordenes del legítimo gobierno que preside D. José Giral. La U.I.L. al igual que los partidos de la más pura esencia republicana, le apoya con toda sinceridad y fervor. Ello lo venimos haciendo desde el mismo momento en que dicho gobierno se constituyó. Lo cual [nos upone] que no podamos señalar los errores en que pudiera incurrir. Esta ejecutoria nos autoriza a pedir a las fuerzas que se muestran remisas en hacerlo que apoyen al gobierno de Giral, que simboliza la legitimidad republicana y encarna nuestra aspiración sublime de reinstaurar la República.

Que nadie se amilane ni se alarme porque le digamos una vez mas

-2-

que sin desdeñar la ayuda exterior -necesaria y a la cual tenemos derecho [cifamos] nuestras esperanzas en nuestros propios medios. Y en este 7 de Noviembre, la U.I.L., renueva su fe republicana, su indomable espíritu de lucha antifranquista y [su] sentimientos de libertad que son idénticas a los de todo el pueblo español, y expresa la decisión solemne de proseguir el combate sin desmayo hasta la victoria, ya cercana.

No podemos dejar pasar esta ocasión sin recordar a nuestros mártires. Nuestra promesa ha de ser lacónica; afirmamos que la sangre que derramaron en aras de la libertad, no lo habrá sido esterilmente.

Y en la hora presente tampoco podemos dejar de consignar nuestro agradecimiento a los pueblos todos del Orbe, principalmente a aquellos que vienen distinguiéndose más en apoyo de nuestra causa.

Finalizamos repitiendo los objetivos a conseguir en nuestro combate:

CONTRA LA MISERIA QUE PADECE NUESTRO PUEBLO

POR LAS LIBERTADES BASICAS DE LA PERSONALIDAD HUMANA

POR LA LIBERTAD DE INVESTIGACION Y CREACION

POR EL ACCESO A LA CULTURA DE TODO EL PUEBLO

POR LA REPUBLICA DEMOCRATICA

Madrid 7 de Noviembre de 1946

EL CONSEJO RECTOR DE LA U.I.L.

LAS TRINCHERAS DE MADRID

– – – – – – – – – – – –

Al cumplirse los diez años de la heroica defensa de Madrid, las trincheras excavadas para la lucha aún perviven. Son clandestinas pero tan reales como las del 7 de Noviembre de 1936. Los mismos enemigos se enfrentan en ellas; de un lado el franquismo, culpable de centenares de millares de asesinatos, causante de la ruina y [meseria] de la patria, apoyado por la reacción internacional, como entonces lo estuvo por Hitler y Mussolini; del otro, el pueblo español defendiendo las libertades democráticas, ayudado por los pueblos libres de la tierra.

Unas veces la lucha es silenciosa, subterránea, y solo los habitantes del subsuelo de Gobernación, pueden escuchar los lamentos de los soldados caidos en el combate. Otras veces, todo el pueblo puede oir las luchas de los soldados de la República y apreciar las huellas de ella en los locales del enemigo o en las tiendas de los estraperlistas. No son locos o suicidas. Son los hombres del 7 de Noviembre que continuan defendiendo Madrid hasta la muerte.

Pero las trincheras de Madrid no tuvieron nunca un carácter puramente local. Hoy como ayer tienen una proyección exterior. En todos los debates internacionales están presentes las mágicas trincheras de Madrid. Ahora, en la Asamblea General de la O.N.U. las veremos tomar una sorprendente realidad. Los pueblos realmente democráticos, los que no oprimen a otros pueblos más débiles, los verdaderos amigos de la paz, los pueblos progresivos en fin, defenderán nuestras posiciones. Pero veremos algunos, aunque sonrojados, ocupar las hediondas trincheras de Franco: son los pueblos cuyos gobiernos imperialistas no vacilan en incumplir los principios por los que se combatió en España y en todo el mundo. El pueblo español tomará cuidadosa nota de ello y seguirá combatiendo hasta la victoria final.

– – – – – – – – – – – –

Según los fascistas España es un pais en plena reconstrucción. A este respecto hacemos notar que despues de las ultimas restricciones en el suministro de fluido eléctrico, las [industria] de España trabajan tres dias de cada siete.

– – – – – – – – – – – –

Tambien dicen los fascistas que no existe oposición a su régimen. Sin embargo la policia no deja de publicar comunicados anunciando “servicios” en los que se detiene diariamente a decenas de antifascistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s