Intrigas palaciegas

Cuentan las crónicas que en la corte de Carlos IV, quien gobernaba era Godoy. El ascenso de Godoy fue progresivo desde guardia de corps por el pago de favores hasta llegar a ser ministro plenipotenciario.

Durante su reinado se ocultó la gran crisis económica de la monarquía borbónica. La crisis se agudizaba por ignorar la realidad y no admitir que los plebeyos pecheros pudieran aportar soluciones. Solamente se admitía que la nobleza cortesana podía ser tenida en consideración.

Los culpables eran los revolucionarios franceses o los masones ingleses.

La corte se revolvía. Mando emisarios al Reino Unido y a Francia. Se sometió a sus designios y promovió a su heredero. Francia y Reino Unido cumplieron sus objetivos desmantelaron primero la flota española, aislándola de las colonias, y después promovieron el proceso de independencia en el continente americano.

Carlos IV y Godoy cumplieron los fines de las potencias ascendentes por negarse a reconocer la realidad. Reforzaron la esperanza de ambas potencias, que su deseado delfín afirmó. Las ganancias fueron para el gabacho y para la pérfida Albión. Eran conscientes o trabajaban para ellas.

Se confirmo la ineptitud que redundo en perjuicio de la Corona y produjo una enorme fractura en la sociedad de los reinos de la corona española. Los súbditos fueron los pacientes de la intriga y de la ineptitud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s